¿Cómo podemos ayudarte?
¿Cómo podemos ayudarte?

Embalaje Bag-in-Box

Contenedores para grandes cantidades de líquido

Fabricados con cartón ondulado de alta resistencia, los contenedores industriales para grandes cantidades de líquido (IBC) están diseñados para el transporte y almacenamiento de grandes cantidades de líquidos asépticos y no asépticos.

Los IBC son una solución de embalaje industrial ideal para un solo uso gracias a su elevada calidad, su rentabilidad y su facilidad de uso.

De hecho, a diferencia de los IBC de plástico o metal, se envían plegados, dando lugar a una mejora de la logística y del almacenamiento, y son considerablemente más ligeros, lo que reduce los costes de envío y las emisiones de carbono.

Con un volumen de hasta 1 000 litros, los IBC pueden fabricarse a medida para adaptarse a cada proyecto, desde la forma de la bolsa (el acolchado, el fondo reforzado, etc.), el tamaño de la caja hasta las opciones de dispensación.

 

¿Cuáles son las características de este producto?

  • Disponible en 200, 500 y 1 000 L.
  • Barrera frente al oxígeno para productos sensibles.
  • Adecuados para el llenado aséptico y no aséptico.
  • Gama de manguitos de llenado y válvulas de descarga según el tipo de aplicación.
  • Termo resistencia: esterilización por vapor de los accesorios.
  • Resistencia al agrietamiento por flexión para transporte de larga distancia.
     

¿Qué ventajas tiene este producto?

  • Vida útil prolongada: barrera frente al oxígeno para productos sensibles.
  • Higiénico: revestimientos de plástico unidireccionales para garantizar la ausencia de contaminación.
  • Orientados al usuario: fáciles de configurar y llenar.
  • Respetuosos con el medioambiente: caja reciclable, peso ligero y menores residuos.
  • Optimización logística: bajo coste en comparación con las soluciones de viaje múltiple, sin gastos de limpieza, sin pérdida de producto residual y sin huecos de aire en las esquinas. 
     

¿Cómo puede este producto reducir el impacto en el medio ambiente?

  • Baja huella de carbono: 8 veces menos que una botella de vidrio de 75 cL. Bajo peso inicial. 
  • Reducción de residuos.
  • Favorece el reciclaje: el BIB está compuesto por un 75% de cartón y un 25% de plástico, la caja se puede reciclar y la bolsa se puede incinerar recuperando así energía.
  • Optimización logística: el embalaje Bag-in-Box® se suministra plegado para maximizar el espacio de almacenamiento.
  • Plantas certificadas según ISO 14000.
     

Contacta hoy mismo

Confirmo que he leído y acepto el Aviso legal . En cualquier momento, podrás oponerte al tratamiento de tus datos personales para fines de marketing directo poniéndote en contacto con nosotros..