¿Cómo podemos ayudarle hoy?

La sostenibilidad redefine lo que es un buen negocio

La sostenibilidad impulsa la innovación y el crecimiento de los negocios

Los resultados de la investigación revelan que la sostenibilidad impulsa la  innovación. Los negocios tienen el compromiso de satisfacer y superar las expectativas crecientes de los clientes y comprobar así que la sostenibilidad puede ser rentable. 

Las advertencias de los científicos sobre el cambio climático han sido claras . Frente a la  “crisis climática” y la "emergencia climática” los retos que enfrentamos son urgentes; dilatarlos dejó de ser una opción. 

Según una nueva investigación encargada por Smurfit Kappa y llevada a cabo por Longitude, la mayoría de las compañías toman  este cambio en serio. Casi el 72% de ellas  consideran que las prácticas de sostenibilidad son una tendencia perdurable, y el 83% considera que la sostenibilidad es una oportunidad que se debe explotar. 

Por tanto, la sostenibilidad está aquí para quedarse.  ¿Qué significa eso para las compañías?  Por una parte, es reescribir las reglas de cómo hacer buenos negocios. 

 

La sostenibilidad puede ser un gana - gana en innovación

Muchos negocios con visión de futuro usan la sostenibilidad y la convierten en una ventaja competitiva.  En casi un tercio de las compañías la sostenibilidad impulsa la Investigación y Desarrollo (37%) y el Desarrollo de Nuevos Productos (33%).

 “La sostenibilidad es la madre de toda disrupción” dice Ioannis Ioannou, Profesor Asociado de Estrategia y Emprendimiento en el London Business School.  Los negocios deben desempeñar un papel decisivo para aprovechar esa disrupción y efectuar el cambio. 

Probablemente enfoquen sus esfuerzos de innovación en los empaques y la reducción de residuos. El 68% de los negocios creen que los materiales de los empaques son el mayor reto que enfrentan dentro de la sostenibilidad, seguidos por la recolección y el reciclaje (59%). Lograr mejorar en estas áreas contribuye a su imagen y algunos negocios esperan que tambien les ayude a ahorrar dinero. Casi la mitad (46%) dice que ese ahorro en costos que  proviene de reducir residuos sera el mayor beneficio de sus prácticas de sostenibilidad. 

“En muchos casos, la sostenibilidad y los beneficios económicos van de la mano” dice Steven Stoffer, Vicepresidente de Sostenibilidad y Desarrollo, Smurfit Kappa. 

Los consumidores conscientes esperan recibir ayuda

Las expectativas de los consumidores sobre sostenibilidad están cambiando rápidamente la dinámica entre la marca y el cliente. Ochenta y ocho por ciento de las organizaciones cree que sus consumidores acuden a ellos en busca de alguna orientación que les ayude a adoptar prácticas más sostenibles.

Los consumidores lo confirman.  La mayoría (61%) espera que las marcas que compran incorporen prácticas de sostenibilidad claras, y esperan que los negocios lideren. Cerca de un tercio de los encuestados creen que los minoristas deben asegurarse que los compradores reciban información sobre los factores de sostenibilidad en el punto de compra, y una proporción similar deposita esa responsabilidad en las marcas. 

 Las marcas deben transmitir el mensaje

Esas expectativas provienen de la frustración de los clientes quienes piensan que los negocios no están haciendo un buen trabajo para orientarlos hacia productos sostenibles. 

Durante los últimos seis meses, el 55% de los consumidores informa que compró un producto específicamente porque su empaque era reutilizable o biodegradable, y una proporción similar pagó más por un producto o servicio proveniente de fuentes sostenibles. Pero la comunicación deficiente y ser engañoso en la gestión ambiental (greenwashing) llevan a confusiones en el tema, pues, a pesar de estar interesados en gastar su dinero de manera más consciente, al 69% de los consumidores le cuesta trabajo saber cuáles son las marcas verdaderamente sostenibles.

Algunas marcas están asumiendo el reto. Por ejemplo, Nestlé creó su propio Instituto de Ciencias del Empaque y lanzó un fondo de capital de riesgo para empaques sostenibles, ambos dedicados a la búsqueda de nuevos materiales de empaque de grado alimenticio, nuevos sistemas para el envío seguro de alimentos, nuevas tecnologías para manejo de residuos y para desarrollar competencias en la recolección de residuos. “Estamos utilizando el conocimiento científico que tenemos sobre alimentos y transfiriéndolo al diseño de empaques,” dice Véronique Cremades-Mathis. La Directora Global de Empaques Sostenibles en Nestlé. 

 

Las estrategias de sostenibilidad fortalecen la cultura

Los Milenios y la Generación Z, los grupos etarios más inclinados hacia la sostenibilidad, ejercen una influencia creciente en sus lugares de trabajo.  Por tanto, las credenciales en lo social, medio ambiental y la gobernanza (ESG) son un imperativo para los negocios: si estos miembros de la fuerza laboral tan móviles sienten que sus empleadores no comparten sus valores, los dejarán,  y se irán a  organizaciones que sí lo hagan. 

Los negocios reconocen este riesgo en la retención de talento, y se dan cuenta del beneficio de producir estrategias de sostenibilidad: El 77% de las organizaciones informan que su estrategia de sostenibilidad tiene un impacto positivo en la contratación y retención de empleados. 

 

 La medición es el éxito o la ruina

Las estrategias de sostenibilidad se están convirtiendo en la norma, pero ¿cómo prueban los negocios que esas estrategias están funcionando y generando valor? Se reduce a la medición efectiva. Los negocios que participaron en la investigación dicen que están teniendo problemas al respecto. Menos de la mitad dice que pueden conectar sostenibilidad con desempeño financiero, y solo el 18% está midiendo en la actualidad el desempeño de la sostenibilidad contra su estrategia.  

Estos obstáculos no solo son una molestia para los negocios, en algunos casos están obstruyendo sus esfuerzos.  Para el 42% de los negocios, las dificultades para cuantificar su desempeño de sostenibilidad es la mayor barrera en la implementación de prácticas de sostenibilidad; un reto que se ve agravado por la cambiante narrativa global.

 “La sostenibilidad es ahora una frase que puede significarlo todo o nada”, dice Simon Boas Hoffmeyer, Director Senior, Grupo de Sostenibilidad y Comunicaciones del Grupo Carlsberg.  “Necesitamos crear igualdad de condiciones para todos y una metodología consistente para medir el impacto del carbono en todos nuestros productos”. 

 

DESCARGUE EL INFORME COMPLETO AQUÍ

 
Informe de Investigación Gratuito

En conjunto con el Financial Times desarrollamos una investigación, que responde a las preguntas más importantes sobre la sostenibilidad . 

obtenga su copia ahora