¿Cómo podemos ayudarle hoy?

La sostenibilidad da nueva forma a las prácticas futuras.

El plan de Nestlé para que todos sus empaques sean sostenibles antes del 2025

Véronique Cremades-Mathis, Directora Global de Empaques Sostenibles en Nestlé, habla sobre el argumento comercial para implementar la sostenibilidad y las nuevas relaciones que deben entablar las firmas con todas las partes interesadas.

¿Qué significa la sostenibilidad para Nestlé?

Transformamos ingredientes del mundo de la agricultura con el fin de crear productos para el consumidor. Por lo tanto, la sostenibilidad ha estado incorporada siempre dentro de nuestra manera de diseñar un producto alimenticio o una bebida, y nuestra forma de hacer negocios- es parte de nuestro ADN.

Es obvio que, al acelerarse el cambio climático, nuestro enfoque en la  sostenibilidad se vuelve más importante. Necesitamos ser más visibles, y ser más articulados en la manera como nos expresamos sobre nuestras creencias y como cumplimos nuestros compromisos.  Nestlé cree en el principio de generar valor compartido. Trabajamos con la comunidad y le servimos, así es como vemos nuestro rol.  

En la práctica ¿cómo funciona ese enfoque hacia la sostenibilidad?

Tiene que ver con la conexión de nuestro trabajo con el propósito de nuestra compañía. Cuando se trata del individuo y la familia, promovemos la nutrición y un estilo de vida más sano con programas que se llevan a cabo en el campo para empoderar a los consumidores a través del conocimiento.

En cuanto al abastecimiento de los materiales, estamos comprometidos con la transparencia y la trazabilidad en la cadena de suministro aguas arriba. Somos conscientes de la necesidad de administrar los recursos de manera responsable para la próxima generación, por ejemplo, usando el agua en nuestras fábricas de manera sostenible. 

En cuanto a los empaques, estamos embarcados en una travesía de transformación para asegurar que todos nuestros empaques sean 100% reciclables o reutilizables antes del 2025.  Eso significa ajustar 5.000 líneas de producción en más de 400 fábricas en todas nuestras marcas. 

También somos conscientes de nuestra responsabilidad para ayudar a los consumidores a tomar mejores decisiones y escoger mejor, y para que cambien sus patrones de consumo.  Bien sea educando a los consumidores en la compra de productos: llevando sus propios recipientes cuando compran alimentos para llenarlos desde un dispensador en lugar de comprarlos pre empacados, o sobre como disponer de los empaques usados de manera apropiada en sus comunidades. Existen muchas maneras de ayudar al consumidor para que se dé cuenta del papel que deben desempeñar.

 

¿Cómo justifican ese tipo de trabajo internamente? ¿Se debe plantear un argumento comercial siempre?

La pregunta en realidad se puede responder de dos maneras. La primera es reconociendo que no es opcional que la sostenibilidad forme parte de su mix de mercadeo en el siglo 21. Si usted no demuestra su compromiso con la sostenibilidad, bien sea en el recipiente o en el contenido, no lo escogerán. Esa es su licencia de operación.

El segundo es el concepto del retorno sobre el capital invertido. La realidad es que dependemos muchísimo del costo de la materia prima, pero estamos muy acostumbrados a mitigar el aumento de costos en nuestro negocio. La transformación de los empaques, por ejemplo, es otro de los ejercicios de mitigación.

Al mismo tiempo que mitigamos los impactos negativos, creamos valor para los clientes.  Lo que no significa cobrar precios más altos.  Significa reconocerle un nuevo valor al cliente en la creación de un puente entre el modo como adquirimos los materiales, en la manera como satisfacemos las necesidades del cliente, y posteriormente en la manera como disponemos de los materiales y los reciclamos responsablemente.

 

¿Cómo se empiezan a medir esos retornos y la sostenibilidad de manera más general?

Decimos que lo que se mide se hace, así, para los compromisos que adquirimos hemos implementado indicadores claves de desempeño junto con una hoja de ruta para cumplirlos.  Tenemos un sistema de rastreo para asegurarnos que realmente hacemos lo que decimos.

Nuestros informes se enfocan en la idea del valor compartido. Generamos mucha información sobre lo que decimos, lo que hacemos, y en donde estamos, y aplicamos esos mismos criterios a cada nueva travesía de transformación. Por ejemplo, en este momento estamos enfocados en los empaques: si decimos que estarán listos antes del 2025,  nuestro trabajo será dedicarnos a entender qué necesitaremos para lograrlo, entender cuáles serán los recursos que necesitaremos para respaldar ese tipo de promesa.

 

¿Cómo se sienten los accionistas sobre el enfoque que usan para la sostenibilidad?

Dado el caso que la discusión sobre sostenibilidad fuera de alguna manera una bifurcación que pudiera descarrilar nuestro negocio, sin duda habría alguna presión.  Pero no vemos una contradicción entre hacer lo correcto en cuanto a la sostenibilidad y cumplirles a nuestros accionistas.

De hecho, esto siempre ha sido así en Nestlé.  Iniciamos gran parte de nuestro programa de sostenibilidad antes de que la discusión sobre el tema se convirtiera en actualidad. Los inversionistas tienen un conocimiento creciente sobre la sostenibilidad y se enfocan en ella como parte de la conversación sobre los resultados financieros.  Para nosotros es posible decir “hemos estado haciéndolo durante años”, y se siente bien hablar al respecto. Tenemos la esperanza que esto se traduzca en un retorno para nuestros accionistas.

 

LEA EL INFORME COMPLETO AQUÍ

Informe de investigación gratuito

Smurfit Kappa trabajó con el Financial Times para realizar una investigación que responda algunas de las preguntas más apremiantes sobre sostenibilidad.  Averigüe la manera como el efecto de la sostenibilidad da nueva forma a los negocios para mejorar y explore los nuevos “imprescindibles” de los negocios. 

LEA EL INFORME COMPLETO AQUÍ