¿Cómo podemos ayudarle hoy?

Nettingsdorf bueno en el corazón

Nuestra inversión en una nueva caldera de recuperación en Austria contribuirá a nuestro objetivo de emisiones Netas Cero.

“La caldera de recuperación es el corazón de un molino de pulpa”, dice Günter Leitgeb, Gerente de Planta de Pulpa de Smurfit Kappa Nettingsdorf, Austria, “y nuestro corazón estaba centrado en aumentar la sostenibilidad y circularidad, así como en combatir el cambio climático.”

Nuestro molino de papel kraftliner de Smurfit Kappa Nettingsdorf ha iniciado un proyecto de Planta de Energía del Futuro, que modernizó la planta de tratamiento de agua e instaló nuevos cilindros de secado en la máquina de papel. Sin embargo, la principal actualización es la nueva caldera de recuperación.

“Necesitábamos la mejor del mercado, una inversión enorme de €134 millones, pero se pagará así misma con un aumento del 10% en la eficiencia de la caldera, así como combatir el cambio climático al reducir las emisiones de CO2 en 40.000 toneladas al año”. dice Günter. “Eso es dos tercios de nuestras emisiones y un paso significativo en la dirección de lograr el objetivo de Smurfit Kappa de reducir las emisiones fósiles en un 55% para 2030.”

La nueva caldera recupera los productos químicos inorgánicos en forma de fundido y quema material de madera que no se necesita para la producción de papel, recuperando el calor en forma de vapor. La nueva máquina de vapor avanzada utiliza esto para generar electricidad bioenergética de manera eficiente.

Cuenta con controladores de proceso avanzados y software sofisticado para controlar con precisión la combustión, permitiendo la reducción de emisiones como óxidos nitrosos, o material particulado, el cual ha sido reducido a una décima parte de la situación anterior a menos de 5mg por metro cúbico. También hay una ganancia de seguridad: la nueva caldera tiene un robot para limpiar los canales de ‘fundido’, anteriormente una preocupación de seguridad para los trabajadores en cualquier molino de papel.

Con el aumento del 34% en la productividad de la planta desde que se convirtió en parte de Smurfit Kappa en 1995, la nueva caldera era necesaria para hacer frente a la demanda. Comenzó a operar en Junio de 2020 y contribuirá al objetivo de emisiones Netas Cero de Smurfit Kappa mediante el uso de biocombustible neutro en CO2.

“Además de ser un beneficio para el medio ambiente mundial”, añade Günter, “¡nuestra nueva caldera también nos ha hecho más populares en nuestro entorno local, ya que también elimina todos los gases olorosos!”

 

 

 

Explorar nuestras prioridades estratégicas