Como sucede con muchas páginas web, nosotros también utilizamos cookies y los almacenamos en su computador. Estos cookies se utilizan para mejorar nuestra página y poder prestarle a usted servicios más personalizados, tanto en la página web, como a través de otros medios. Para mayor información, por favor remítase a nuestra Política sobre Cookies.

Al parecer usted está utilizando un navegador desactualizado.  Para mejorar su experiencia de visualización, por favor descargue un navegador actualizado  (IE8+, Firefox, Google Chrome o Apple Safari).

México – El trabajo en equipo mejora la planta de tratamiento de aguas residuales

La planta de tratamiento de aguas residuales (WTP, por sus siglas en inglés) de la fábrica de Cerro Gordo ha mejorado de forma significativa su rendimiento y la calidad del agua tratada en 2011.

Desde su puesta en marcha en 1994, la WTP obtuvo unos buenos niveles de tratamiento para cumplir con las normativas federales. Sin embargo, la planta sufrió cierta inestabilidad de forma periódica debido a bacterias filamentosas y constantes ataques de Nocardia, un organismo muy agresivo que provocó altos niveles del total de sólidos en suspensión y que obligó a la completa evacuación de los lodos microbiológicos.

 

 

En un principio, se aplicó un programa que utilizaba nutrientes y enzimas para aplacar las inestabilidades. Más tarde se identificaron las causas que provocaban el predominio de las bacterias filamentosas. Estas causas se abordaron mediante la realización de modificaciones en el tratamiento principal, el ajuste de parámetros operativos y la incorporación de un nuevo nutriente para un mejor metabolismo. Desde enero de 2011, el nutriente se utiliza de forma regular. Este fomentó rápidamente el crecimiento de microorganismos de orden superior y mejoró la eficacia del tratamiento. La eficacia en la reducción de DQO aumentó a un 90% y el costeo anual de nutrientes se ha reducido en un 69% desde 2008.

México – El trabajo en equipo mejora la planta de tratamiento de aguas residuales