Al igual que muchos otros sitios web, utilizamos cookies y almacenamos cookies en su ordenador. Las cookies se utilizan para mejorar nuestro sitio web y ofrecer servicios más personalizados para usted, tanto en la página web y a través de otros medios. Para más información, consulte nuestra política de cookies.

Al parecer, está utilizando un navegador no actualizado.  Para mejorar la visualización de este sitio, por favor, descargue un navegador actualizado  (IE8+, Firefox, Google Chrome o Apple Safari).

Biocombustibles

​La biomasa desempeña una función muy importante en la industria del papel y del embalaje. Esta industria es la que más biomasa utiliza debido a sus necesidades de materia prima. Además, es también la industria que más energía basada en biomasa genera y la industria que con mayor eficacia la genera.

Esto se consigue mediante una amplia utilización de calderas de biomasa. Estas calderas se alimentan principalmente de residuos como corteza, serrín, raleos y cepas de los árboles. La mayoría de estas calderas están conectadas a la producción de papel fabricado con pasta y fibra virgen.

En diversos países, como España y Francia, sus gobiernos financian proyectos de ahorro energético y de reducción de emisiones de carbono por combustibles fósiles que estén conectados a fábricas de papel reciclado.

Smurfit Kappa apoya y participa activamente en este tipo de proyectos. Por ejemplo, con las calderas de biomasa de Navarra en España y de Cellulose du Pin en Francia. La turbina de vapor de Nervión en España es otro ejemplo de ello.

El 90% del consumo de combustible de Smurfit Kappa consiste en combustible renovable (biomasa) o en gas natural, un combustible fósil con un nivel de emisión de CO2 relativamente bajo.

En 2012, el 42% de toda la energía utilizada se basó en biomasa.

Reducción del CO2

Nos esforzamos por reducir nuestras emisiones de CO2 derivadas de combustibles fósiles allá donde sea posible. Apoyamos los objetivos de reducción de emisiones establecidos en la Directiva UE ETS para después de 2012.

Descubra más sobre reducción de CO₂

Casos prácticos recientes

Nuestros avances en medio ambiente