Al igual que muchos otros sitios web, utilizamos cookies y almacenamos cookies en su ordenador. Las cookies se utilizan para mejorar nuestro sitio web y ofrecer servicios más personalizados para usted, tanto en la página web y a través de otros medios. Para más información, consulte nuestra política de cookies.

Al parecer, está utilizando un navegador no actualizado.  Para mejorar la visualización de este sitio, por favor, descargue un navegador actualizado  (IE8+, Firefox, Google Chrome o Apple Safari).

Explotación forestal

Todo el embalaje fabricado con papel está elaborado a partir de fibras de madera, una materia prima natural y renovable. 

En Smurfit Kappa, el 75% de las fibras que utilizamos proceden de materiales reciclados, y tan sólo el 25% procede directamente de madera virgen.

Tenemos normas muy estrictas que garantizan que toda la madera que llega a nuestras fábricas de pasta virgen cumple las normas éticas más exigentes. Tanto a través de la plantación directa (en América Latina) como a través de la red de proveedores certificados (Europa), hemos desarrollado un enfoque coherente para nuestro abastecimiento de madera. La certificación de la Cadena de Custodia (FSC o PEFC) está en vigor en la mayoría de nuestras fábricas y operaciones forestales, y un claro objetivo es su cumplimiento íntegro.

Toda nuestra madera procede de bosques cultivados (y no de bosques primarios). Para la fabricación de papel, utilizamos principalmente madera que no es apta para otras aplicaciones industriales, y por lo tanto actuamos de forma complementaria a otras actividades madereras responsables. Nuestra madera procede sobre todo de tres tipos de fuentes:

  • Clareos forestales: árboles jóvenes que se extraen de bosques cultivados. Esto permite que los árboles que quedan se desarrollen plena y saludablemente.

  • Copas y ramas de árboles maduros (la madera redonda se destina a aserraderos).

  • Residuos de aserraderos (bloques, astillas y serrín polvo) procedentes del sector de la construcción y de la industria maderera.

Para maximizar el uso eficiente de la madera, empleamos el material sobrante, como puede ser la corteza, los residuos forestales o las cepas, para generar electricidad y calor biogénico en las calderas de biomasa de alto rendimiento. Esto nos permite satisfacer las necesidades energéticas de nuestras fábricas de pasta virgen, limitando al mismo tiempo las emisiones de CO2. Lea más información sobre los biocombustibles.

Nuestra  política de abastecimiento sostenible describe nuestros códigos de conducta en relación al abastecimiento de productos de madera, tanto si proceden de nuestros propios bosques como si los hemos adquirido a terceros. Esta política general se aplica en todos los países en los que operamos:

Colombia

Nuestras plantaciones forestales mas grandes se encuentran en Colombia, donde tenemos 69.500 hectáreas, de las cuales el 64% son plantaciones comerciales, el 31% son bosques naturales protegidos y el 5% corresponde a infraestructura.   

Hemos dirigido nuestros esfuerzos hacia la mejora genética de las especies que plantamos (pino y eucalipto), a su protección fitosanitaria y a las mejores prácticas de silvicultura y viveros. Todo ello nos permite conseguir una mayor productividad con la mínima cantidad de terreno. No se utilizan organismos genéticamente modificados. Desde 2003, nuestros bosques en Colombia se han explotado en el marco de un sistema de gestión certificado conforme al Consejo de Administración Forestal (FSC). 

Venezuela

Somos propietarios de 35.000 hectáreas de bosques, de las que el 60% son plantaciones comerciales y el 40% son reservas naturales. Las especies principalmente cultivadas en las plantaciones comerciales son variedades de eucalipto, pino y gmelina.  Una parte también se utiliza para la investigación y el desarrollo, como pueden ser la silvicultura, la gestión de plantaciones y la protección e investigación forestal.

Las plantaciones forestales de Venezuela aún no disponen de certificación, pero están muy avanzadas en lo que respecta a las buenas prácticas y se solicitarán las certificaciones cuando las circunstancias locales lo permitan.

España

Operamos según un sistema de gestión forestal sostenible que ha sido certificado conforme al Programa de Validación de Certificaciones Forestales. Central Forestal, una empresa especializada en la explotación forestal, se hace cargo desde 1968 de la relación con los propietarios de los bosques, abastece a nuestras fábricas ubicadas en España y también a los aserraderos de la zona, que al mismo tiempo suministran sus subproductos a nuestras fábricas de papel y asegura el pleno cumplimiento de los principios del grupo Smurfit Kappa. Su cadena de custodia dispone de certificación de acuerdo con los sistemas PEFC y FSC. 

Francia

El bosque de pino marítimo de Aquitania cubre 0,9 millones de hectáreas. Este bosque cultivado pertenece a propietarios privados. Se gestiona de forma sostenible y es madera controlada con certificación PEFC y FSC.

Smurfit Kappa Comptoir du Pin, una empresa especializada en la explotación forestal, ha trabajado durante más de 60 años en estrecha colaboración con los propietarios privados y con los institutos de investigación forestal con el fin de mejorar la competitividad respecto a la genética, la protección fitosanitaria y los métodos de cultivo.

Desde 2010, Smurfit Kappa Comptoir du Pin ha desarrollado una actividad para generar calor y electricidad a partir de las cepas de los árboles.

FSC y PEFC

​Cumplimos y utilizamos los 2 principales sistemas de certificación forestal internacional:  The Forest Stewardship Council (FSC) y el Programme for the Endorsement of Forest Certification (PEFC)Leer más...