Como sucede con muchas páginas web, nosotros también utilizamos cookies y los almacenamos en su computador. Estos cookies se utilizan para mejorar nuestra página y poder prestarle a usted servicios más personalizados, tanto en la página web, como a través de otros medios. Para mayor información, por favor remítase a nuestra Política sobre Cookies.

Al parecer usted está utilizando un navegador desactualizado.  Para mejorar su experiencia de visualización, por favor descargue un navegador actualizado  (IE8+, Firefox, Google Chrome o Apple Safari).

La innovación ahorra materiales, tiempo y ayuda al medio ambiente en los EE.UU.

​En Smurfit Kappa Forney Coated Products, en Texas (Productos con
recubrimientos) las cosas siempre pueden mejorar, aún las galletas.

Antes, los proveedores de galletas utilizaban una lámina poli-laminada para congelar las galletas después de producirlas y las enviaban a las tiendas donde tenía lugar el horneado. Las galletas luego se trasladaban manualmente a una lata para hornear. Este proceso tomaba tiempo y necesitaba material adicional, puesto que la lámina para el congelador no es reciclable y no se puede usar para hornear. reciclable y no se puede usar para hornear.

Forney Coated Products desarrolló una lámina que se usa en todo el proceso. La lámina para congelar y hornear "Freeze & Bake" se diseñó específicamente para permitir que se produjeran galletas aplanadas en forma redonda (cookie pucks), se congelaran y se empacaran en capas para ser despachadas. empacaran en capas para ser despachadas.

 

Al llegar a la tienda, las láminas se toman directamente de la caja y se ubican sobre una lata para hornearlas. La lámina también tiene una excelente resistencia a la grasa y las galletas se desmoldan de la lata fácilmente y sin tropiezos después de horneadas. Este proceso redujo la necesidad de mano de obra, materiales y mejora la eficiencia en la panadería en un 50%.

En el 2013 se ha producido un estimado de 250 toneladas de láminas. El producto "Freeze & Bake" es un buen ejemplo de cómo la innovación lleva no solo a mejores soluciones para los clientes sino también productos más sostenibles. productos más sostenibles.

La innovación ahorra materiales, tiempo y ayuda al medio ambiente en los EE.UU.