Como sucede con muchas páginas web, nosotros también utilizamos cookies y los almacenamos en su computador. Estos cookies se utilizan para mejorar nuestra página y poder prestarle a usted servicios más personalizados, tanto en la página web, como a través de otros medios. Para mayor información, por favor remítase a nuestra Política sobre Cookies.

Al parecer usted está utilizando un navegador desactualizado.  Para mejorar su experiencia de visualización, por favor descargue un navegador actualizado  (IE8+, Firefox, Google Chrome o Apple Safari).

Smurfit Kappa crea una fundación internacional

Como gran multinacional que es, Smurfit Kappa incide en las vidas de muchas personas: no tan sólo de accionistas, empleados, clientes y proveedores, sino también de comunidades locales en las que Smurfit Kappa tiene el privilegio de operar. Ello conlleva una responsabilidad frente a la sociedad.

Smurfit Kappa admite esa responsabilidad y ha creado una fundación independiente de carácter benéfico con el fin de invertir en actividades de Responsabilidad social corporativa. Esta iniciativa se suma a otras actividades de nivel local y nacional donde desarrollamos multitud de programas que ya llevan mucho tiempo en funcionamiento.

La Fundación del Grupo Smurfit Kappa nació en febrero de 2011, cuando el Consejo decidió donar un total de 3 millones de euros a lo largo de los tres años siguientes. Se estipuló que podrían invertirse 500.000 € al año en actividades de Responsabilidad social corporativa. La otra mitad se invertiría en la financiación de futuras actividades de Responsabilidad social corporativa. Al finalizar el tercer año, Smurfit Kappa revisará las actividades de la Fundación y decidirá si seguirá realizando inversiones.

 

Smurfit Kappa se compromete a actuar como un buen ciudadano social corporativo. Estos valores destacan que una buena ciudadanía social, reflejada en la manera en la que interacciona con sus empleados, socios comerciales y comunidades locales, constituye un ingrediente esencial para crear y conservar un futuro sostenible. Muchas empresas del grupo Smurfit Kappa ya participan en actividades basadas en la comunidad. La Fundación cubre un vacío en lo que concierne a qué podría esperarse de una empresa del tamaño de Smurfit Kappa y de su capacidad para contribuir a un desarrollo sostenible de las comunidades a nivel internacional.

 La Fundación se creó con el fin de invertir en proyectos sostenibles adecuados y fomentarlos mediante la implementación por parte de las unidades operativas locales. La financiación debe cubrir, en particular, los objetivos del milenio de las Naciones Unidas. Las actividades se centrarán inicialmente en proyectos que incluyan a niños desfavorecidos en los ámbitos de la salud y la nutrición, los cuidados básicos y la educación primaria. La Fundación tiene como objetivo sacar adelante proyectos capaces de ser autosuficientes a largo plazo, formando de esta manera a las personas de forma práctica para que con el tiempo puedan asumir la responsabilidad de sus propios problemas.

Brendan Tuohy, miembro externo del Consejo de la Fundación del Grupo Smurfit Kappa y antiguo Secretario general del Departamento de Comunicaciones, Energía y Recursos Naturales del Gobierno de Irlanda, afirma lo siguiente: “La creación de la Fundación es una prueba clara del firme compromiso de Smurfit Kappa con las comunidades locales de los países en los que opera y, como destacada multinacional irlandesa, un reconocimiento del importante papel que debe desempeñar en el ámbito de la responsabilidad social corporativa”.

Smurfit Kappa crea una fundación internacional