Como sucede con muchas páginas web, nosotros también utilizamos cookies y los almacenamos en su computador. Estos cookies se utilizan para mejorar nuestra página y poder prestarle a usted servicios más personalizados, tanto en la página web, como a través de otros medios. Para mayor información, por favor remítase a nuestra Política sobre Cookies.

Al parecer usted está utilizando un navegador desactualizado.  Para mejorar su experiencia de visualización, por favor descargue un navegador actualizado  (IE8+, Firefox, Google Chrome o Apple Safari).

Empaque anti rasguños

El Empaque anti rasguños es una forma ideal de proteger los productos frágiles que puedan rayarse durante el transporte.

Especialmente adecuado para productos pintados o elaborados en vidrio, plástico o goma, el Empaque anti rasguños está formado por un liner blando no abrasivo sobre cartón corrugado que protege los productos contra los daños que pudieran sufrir a lo largo de la cadena de suministro.  

El liner puede aplicarse a una amplia gama de calidades de cartón a fin de proteger artículos de poco peso o muy pesados.  

El Empaque anti rasguños elimina la necesidad de utilizar materiales adicionales, como el envoltorio de burbujas o de poliestireno.  

La ausencia de Empaque interior permite que el Empaque exterior encaje a la perfección alrededor del producto, reduciendo el tamaño y la cantidad del Empaque y proporcionando así ventajas en cuanto a eficacia, costo y aspectos medioambientales.

Información Técnica

  • Suministrado en una amplia gama de cartones corrugados y flutings
  • Diseñado a medida para satisfacer sus requisitos exactos de tamaño y rendimiento
  • Puede utilizarse como cara interna en Empaques o como plancha especial
  • Suministrado en plano
  • Impresión de alta calidad disponible
  • 100% reciclable y fabricado a partir de un recurso renovable

Beneficios

  • Reducción del riesgo de ocasionar daños en los productos
  • Elimina la necesidad de utilizar Empaque protector de plástico o poliestireno
  • Minimiza el tamaño del Empaque y la cantidad de material utilizado
  • Requiere menos mano de obra para embalar, lo cual permite ahorrar tiempo y dinero
  • Requiere menos mano de obra para desembalar, lo cual favorece al consumidor
  • Reciclaje sencillo, ya que carece de materiales mezclados

Mercados